Valentina y su expansión offline: tiendas en Bilbao y Santander antes del desembarco internacional

La firma ilicitana Valentina sigue con su desembarco de tiendas offline en varios puntos del país, donde ya alcanza nueve puntos de venta físicos. Las últimas incorporaciones han sido Bilbao y Santander, lugares donde, desde su apertura, además, han ampliado personal. De este modo, la compañía de moda sigue con las inauguraciones en el país antes de poner el pie en Portugal y Francia, como anunciaron este verano. Así pues, la tienda en Bilbao fue la primera en abrir, en la calle Ercilla. La última de las incorporaciones de Valentina ha sido la de Santander, en la calle Lealtad en el mes de julio. Ambas se unen a las de Murcia – abierta en 2019- y a las de Zaragoza, Oviedo, la primera megastore de 1.000 metros cuadrados-, en Sevilla, otra tienda en Madrid y las de València y la primigenia en Elche, en la calle Miguel Servet que abrió en 2018.

La emprendedora Beatriz Sánchez es la fundadora de esta empresa que comenzó en 2019 una expansión de tiendas offline , que pretendían aumentar en 10 nuevas en 2021, pero que la pandemia les llevó a replantearse las metas. La firma de moda de Elche Valentina cerró el primer semestre con un crecimiento del 20% respecto a las cifras pre pandemia (2019). Las previsiones de la marca para el segundo semestre contemplan un alza del 50%, la inauguración de dos nuevas tiendas físicas y alcanzar una facturación total de al menos 12 millones de euros. Las cifras de 2020 fueron también buenas. Comenzaron el año con un buen crecimiento, aunque la pandemia cambió sus objetivos. Aún así cerraron con una facturación de unos 8 millones de euros y con crecimiento en pedidos diarios y un ratio de que el 90% de clientas repitiendo compra.

La compañía sigue apostando por el formato online, donde las ventas crecen mes a mes y alcanzan unos 1.500 pedidos diarios a toda España. La pandemia les dio la oportunidad de parar máquinas, analizar y mejorar procesos.

Expansión internacional

Otro foco de crecimiento de Valentina es el mercado internacional. Actualmente, el 90% de la facturación tiene su origen en el mercado español. La empresa de moda tiene su central logística en Elche, desde donde realiza envíos diarios al territorio nacional. El plazo de entrega para península es de 24 horas, aunque la media es de 16 horas desde que se realiza el pedido en web. Esta estadística, al mismo nivel de empresas como Amazon y PcComponentes, confirma que la logística es uno de los pilares fundamentales de la marca.

Así, 55 de los más de 100 empleados de la compañía trabajan en la central de Elche Parque Empresarial. Las instalaciones de 8.000 metros concentran tanto las oficinas como el área de almacén logístico. La décima parte de las ventas tiene su origen en el exterior. En Francia y Portugal, Valetina tiene como objetivo crear hubs logísticos para igualar las prestaciones de servicio que tiene en España.

La pandemia les obligó a cambiar el 98% de la forma de trabajar en el departamento de diseño «y funcionamos mejor que nunca, es increíble la cantidad de cosas que hacíamos mal y no nos dábamos cuenta, la cantidad de dinero que se perdía por el camino y no se veía», aseguraba en una entrevista a Alicante Plaza su CEO, Beatriz Sánchez. «Nos hemos reinventado, por obligación, porque no teníamos otra opción y te das cuenta de que cuando sales de tu círculo de confort, te esperan cosas increíbles, hemos creado una nueva metodología de trabajo más rentable, más eficaz, y mucho más eficiente».

alicanteplaza.es