PLD Space supera el segundo test de ‘fuego’ del Miura 1: a un solo ensayo del lanzamiento a final de año

Este pasado lunes la compañía aeroespacial ilicitana PLD Space superaba otra prueba de su ‘Miura 1‘, el primer cohete de la compañía cuyo reto es lanzarlo al espacio a finales de este año desde las instalaciones del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (Inta) —dependiente del Ministerio de Defensa— en El Arenosillo (Huelva). Tras el primer ensayo de fuego, conocido como hot test, superado con éxito el pasado mes de abril, ahora ha sido el turno del segundo, también con el resultado favorable, esta vez manteniendo los reactores encendidos sin problemas durante 122 segundos. Un paso que les acerca más al espacio, pues están a una prueba del lanzamiento.

Así lo señalaban en sus redes este lunes, relatando su orgullo «por hacer historia en Europa», al tratarse de un proyecto pionero a nivel nacional y continental porque supondría el acceso al espacio para lanzar cargas espaciales desde un lanzador de propulsión líquida, el primero basado en keroseno-oxígeno. Ahora que han completado los dos hot test, el siguiente paso será el del ensayo de misión de vuelo, que se canceló el pasado 9 de junio tras detectar una anomalía en una línea del motor, y que supondrá el último paso previo al lanzamiento del Miura 1, cuya fecha se ha fijado para final de año.

Eso sí, por ahora no hay una fecha concreta, al menos que se haya hecho pública, para ese ensayo de la misión de vuelo. Estas pruebas estáticas realizadas para la campaña de calificación han servido para comprobar el comportamiento del motor —diseñado por ellos—, su encendido, que no hubiera vibraciones o incendios en la rampa. Han tenido lugar en el banco de pruebas del aeropuerto de Teruel, del que hace escasas semanas empezaban las tareas de ampliación para poder seguir con sus ensayos, pero de cara al ‘Miura 5‘. Unas instalaciones que por otra parte, no comparten con terceros, cuestión también diferencial con otras empresas o iniciativas similares europeas.

Así, después de este hito dentro de su etapa, la compañía, nacida en el Parque Científico de la UMH en 2011 está muy cerca de su primer gran reto, poder lanzar su cohete suborbital con vista a poner en la órbita baja terrestre —a unos 150 kilómetros de altura— satélites pequeños u otras cargas. El lanzamiento de este Miura 1 servirá como una suerte de demostrador tecnológico de cara al Miura 5, que sería el encargado de llevar esos satélites. Como ya avanzaron, habrían avanzado un 70% de tecnología con el primer cohete, quedando por desarrollar un 20% de tecnología para turbomaquinaria. Este cohete será tres veces mayor que el actual y podrá cargar desde 400 hasta los 900 kilos.