Greene impulsa una nueva planta de valorización de residuos con Recinor en Galicia por 22 millones de euros

Greene suma un nuevo proyecto de valorización de residuos en el marco de la economía circular. La empresa con sede en Elche pondrá en marcha una planta de tratamiento químico de las fracciones rechazo gestionadas por Recinor que evitará la deposición en vertedero de 40.000 toneladas de residuos cada año. El producto que se obtendrá a partir de los residuos será aceite pirolítico, una materia prima secundaria que se utiliza la producción de materiales plásticos sintetizados y ceras sintéticas, entre otros.

La planta, denominada Valogreene Recinor, se instalará en el polígono industrial de As Somozas (A Coruña), surge de la unión de las empresas Greene y Recinor, y supondrá una inversión de alrededor de 22 millones de euros. Para su puesta en marcha se construirá una nave sobre una parcela de 18.000 metros cuadrados. En ella se tratarán exclusivamente residuos que no tienen posible tratamiento, denominados rechazo y cuyo destino final actualmente es el vertedero. Recinor, empresa que pertenece al Grupo Rilo, es uno de los gestores de residuos más importantes de Galicia y con este proyecto realiza una gran apuesta en materia de economía circular.

La tecnología desarrollada por Greene permite convertir estos residuos en ecomateriales de forma sostenible. Según explica el consejero delegado la empresa, Juan José Hernández, “con Valogreene Recinor evitaremos que estos materiales acaben siendo considerados residuos y que terminen depositados en vertedero, así como limitaremos la contaminación de suelos y aguas freáticas, mitigando gases de efecto invernadero”. Además, la planta será autosuficiente en materia energética y el 100% dos productos tendrán como destino final el mercado nacional.

El proyecto ha sido declarado como iniciativa empresarial prioritaria por la Xunta de Galicia, tanto por su impulso de tecnologías en el marco de la economía circular, como por el hecho de que se generarán 25 empleos directos, además de otros tantos temporales e indirectos en el territorio. La declaración del proyecto como iniciativa empresarial prioritaria supone reducir a la mitad el tiempo de tramitación para llevar a cabo un proyecto, ya que el objetivo de la Xunta es atraer inversiones para Galicia y la creación de empleo de calidad.

Noticia completa en alicanteplaza.es