Elche Parque Empresarial: encaje con 30 propietarios a cambio de especie y Tempe de fondo

Los preparativos para ampliar Elche Parque Empresarial ya han empezado a nivel administrativo: la licitación para adjudicar el programa de reparcelación y urbanización está en marcha. Tras la contratación de la empresa que redacte sendas propuestas habrá que esperar al menos sobre un año para conocer cómo quedarán sendos aspectos (y unos dos de obras). En cualquier caso, la empresa municipal Pimesa, promotora de la actuación, ya ha empezado a mover ficha y adelantar faena, porque este año ya tiene presupuestados 4,76 millones de euros para adquirir terrenos en el futuro sector E-49. Aunque la pandemia y después la guerra han cambiado el contexto de la situación.

Así, este 2022 el medio municipal cuenta con 7,9 millones de euros de inversiones para este ejercicio, por lo que más de la mitad son tan solo para adquisiciones de terrenos del futuro sector. Casi 600.000 metros cuadrados con una disposición que tiene que permitir la implantación de grandes superficies y complejos, y en cuyo terreno hay alrededor de una treintena de propietarios (algunos son conocidas firmas de textil, calzado, azulejos…). Sin embargo, en esta gestión de compra de suelo, se da la circunstancia de que las entidades bancarias están empezando a aumentar los intereses por los depósitos, por lo que a los propietarios de las parcelas más grandes no les interesa la venta para después pagar importantes intereses en el banco.

Posibles pagos en especie

Es aquí donde entran en cuestión esas operaciones que ya han empezado a gestionarse. Dado que ahora no interesa esa compra-venta, al menos en parte del suelo, Pimesa está explorando fórmulas de pago en especia que podrían traducirse en permutas. De esta forma evitarían ese pago por los depósitos y el medio municipal podría seguir con su plan de adquisición de terreno. De lo contrario, aquellas propiedades que no vendan su suelo, tras la reparcelación y la distribución final de las parcelas, tendrán que pagar las cuotas periódicas de urbanización una vez empiecen a entrar las máquinas para materializar la ampliación del Parque Empresarial. No obstante, son varias las opciones; los dueños de los terrenos también pueden optar a esperar a la reparcelación para vender sus solares o que paguen para adquirir otros.

El caso de Tempe

Por último, y no menos importante, sigue existiendo ese runrún implantado desde hace años con la rumorología de qué ocurrirá con la también esperada, o al menos supuesta construcción de Tempe 4, de la que se lleva hablando desde que empezó el proceso de ampliación en tanto que esta posibilitaría esta expansión. Sin embargo, a priori la compañía prioriza comprar suelo finalista que esté ya preparado para instalarse, lo que choca con los lentos tiempos urbanísticos, que han hecho que esta ampliación del Parque Empresarial vaya camino de trascender tres legislaturas (una de ellas, esta, entera).

Así, la compra de Inditex de la parcela en Parc Sagunt levantó las suspicacias y de nuevo la rumorología sobre si esto podría paralizar una hipotética ampliación de Tempe en el futuro sector E-49, cuestión que por otra parte nunca se ha confirmado o dada por hecho (como tampoco que no se vaya a hacer). Según ha podido saber este diario, no ha habido recientes movimientos en los últimos tiempos a este respecto, aunque los farragosos tiempos podrían haber hecho que una expansión en Elche ahora no tenga tanta prioridad por esa dificultad para avanzar y ante las posibilidades de Parc Sagunt, que por otra parte recibirá un importante impulso los próximos años con la gigafactoría de baterías. En cualquier caso, ya se van quemando etapas, y en el caso de que la empresa que distribuye el calzado y complementos de la multinacional gallega planee levantar otra gran nave o infraestructura, tendrá que comprar terreno ajeno —ya lo ha hecho en el propio enclave de Torrellano— o participar en la licitación pública del suelo para que se le adjudique.

alicanteplaza.es