Rosmiman: la firma de Elche que desarrolla gestión inteligente para Barcelona o Emiratos Árabes

Desde Elche Parque Empresarial opera Rosmiman, una firma que nació hace 25 años con el desarrollo de un software propio para el sector industrial y ha ido evolucionando hasta conseguir hoy también gestionar el mantenimiento y servicios de clientes como los puertos de Barcelona y Tarragona, también el ayuntamiento de la capital catalana, Euipo o Metro de Bilbao. El software de esta firma ilicitana gestiona así el backend de infraestructuras, edificios, flotas, servicios, mantenimiento o la energía, entre otros servicios de estos clientes. La innovación y la evolución es la clave para conseguirlo, según cuenta a Alicante Plaza el director de marketing de Rosmiman, Elío Ferrán.

La empresa trabaja para clientes B2B, no para usuarios finales, aunque, sin que lo sepan, estos usuarios pueden acabar usando sus software en muchas ocasiones. La firma, que crearon hace un cuarto de siglo dos hermanos, Carlos Ramírez (CTO) y Antonio Ramírez (CEO) de Rosmiman, desarrollan, entre otras, herramientas para el funcionamiento de Smart Building, para el sector corporativo y las oficinas en edificios inteligentes. Del mismo modo, operan con sistemas preparados para los nuevos servicios de las smart cities o ciudades inteligentes. Por este motivo, las administraciones se han convertido en grandes clientes a través de licitaciones y concursos públicos.

«Poco a poco, a lo largo de tantos años se a ampliado el desarrollo y mejorado el software, y entramos en las licitaciones siendo los mejores. Por ejemplo, en enero conseguimos el contrato público con el Ayuntamiento de barcelona con la mayor puntuación en todos los parámetros salvo en uno. Es el motivo para llegar hasta ahí», asegura Ferrán.

Así, desde la firma ilicitana, sus desarrollos están dirigidos a gestionar activos mejorando su rendimiento, ya sea en estructuras, edificios, oficinas, impresoras o hasta el último enchufe de un equipo. En smart city o smart buildings pueden controlar luminarias, gestión de residuos o ciclo de agua y alcantarillado y otros servicios relacionados. «Podemos adaptar desde una pequeña oficina hasta ciudades de la talla de Barcelona», explican desde la empresa.

Cómo obtener un gemelo digital o el mantenimiento predicitivo

Desde la firma, integran varias tecnologías en sus desarrollos. El software principal, Rosmiman, es un concentrador de datos e integra herramientas de sensorizado y recopilación, como de representación. Entre ellas está el BIM (Building Information Modeling), para obtener un gemelo digital de un edificio o de una ciudad entera, y conseguir una gestión y un seguimiento de las infraestructuras eficiente. Y es que, según explican desde la empresa, ya existe una legislación europea que obligará en los próximos años a que todos los nuevos edificios de trabajo dispongan de ello.

También usan el IoT (Internet de las cosas por sus siglas en inglés, para sensorizar el estado de un activo, para realizar mantenimientos predictivos o para, por ejemplo, optimizar la gestión de espacios, servicios y energía según su uso y ocupación real

Evolución e internacionalización

Los hermanos Carlos y Antonio Ramírez crearon Rosmiman juntando experiencias desde sus formaciones en ingeniería informática y el sector industrial. Si bien comenzaron desarrollando un software enfocado al sector industrial , poco a poco fueron ampliando su visión. Su primer cliente fue una empresa que requería el mantenimiento de un brazo robótico. Tras el funcionamiento de esta herramienta y otras peticiones, estandarizaron su software con el fin de poder parametrizar otro tipo de mantenimientos.

Con el paso de los años, y con un sector de los servicios en crecimiento, la empresa se fijó, sobre todo a nivel internacional, en la gran demanda del facility management. Por este motivo, y con este tipo de herramientas, Rosmiman trabaja con países de Oriente Medio como Kuwait, Emiratos Árabes Unidos o Arabia Saudí, zonas donde es más común encontrar este tipo de implantación, que en España está aún en un momento intermedio. Por ejemplo, tienen como clientes al zoológico de Al Ain o el Ministerio de Educación de Emiratos Árabes Unidos.

No obstante, apuntan desde la firma ilicitana, «muchas empresas ya se dan cuenta de que el mantenimiento es el área principal de coste de un edificio y que optimizarlo, supone un impacto real y un retorno de resultados». Así, con esta apertura de mercado, también existió una ampliación del modelo de negocio, que dejó de centrarse solo en la industria y abrió la puerta a los servicios.

Entre los planes de futuro para la compañía, está el crecimiento. Y es que, según apuntan, su cuenta de resultados está saneada y la firma funciona, aunque no ha habido crecimiento en los últimos tres años. Por eso, en 2022 tienen fijados «objetivos ambiciosos» con un apuesta fuerte en inversión en recursos propios y nuevas incorporaciones para reforzar el departamento de marketing y comercial y también de adquisición de negocio. Esperan un gran crecimiento de la empresa en los próximos tres años y se centrarán, sobre todo en los sectores de smart cities y de facility management.

alicanteplaza.es