La pandemia baja las ventas de Grupo Soledad un 15% pero mantiene el beneficio

La empresa ilicitana de fabricación y distribución de neumáticos Grupo Soledad, una de las principales firmas de la provincia por volumen de negocio y número de empleados, acaba de hacer públicas las cuentas de su ejercicio de 2020, en el año de la pandemia. Según las cuentas anuales consolidadas del grupo, que forman más de una treintena de empresas, la facturación de las sociedades de la familia Pérez redujo su facturación algo más del 15% en 2020, pasando a facturar 285 millones de euros frente a los 336 millones que sumó en 2019.

La pandemia, pues, supuso un freno en la trayectoria ascendente que llevaban desde la estabilización del negocio en 2017. No obstante, Grupo Soledad mantiene el beneficio consolidado. Si bien hay una pequeña bajada con respecto a 2019, solo supone un 0,33% menos que el año anterior. En 2020 fue de 9,13 millones de euros, frente a los 9,16 millones anteriores.

Según las cuentas facilitadas por la empresa, el grupo acabó el año de la pandemia con una plantilla de 1.113 empleados (un 1,7% más) y una nómina de 40.000 clientes y está en el top 10 de facturación de empresas de la provincia de Alicante. La compañía presentó en marzo un ERTE que afectó al 62% de la plantilla. A lo largo del año, fue incorporando «los empleados necesarios para realizar la actividad creciente que ha venido experimentando la empresa». A final de 2020 había un 15% de empleados afectados por el ERTE.

Según su informe de gestión, para Grupo Soledad, «el ejercicio 2020 ha supuesto todo un reto para todas las personas y empresas que integran el grupo. La irrupción de la pandemia ha implicado la toma de decisiones duras, rápidas y encaminadas a asegurar la pervivencia de la compañía y la salud de sus trabajadores». En este sentido, desde marzo de ese año, señalan la «fuerte caída de la actividad económica que se tradujo en una reducción del PIB y la apertura de un escenario macroeconómico con un gran factor de incertidumbre».

Eso sí, la caída, afirman, tuvo un efecto en forma de «V» en el grupo fundado por los hermanos Pérez Vázquez, que tras la caída en marzo y abril, fue recuperando en los meses siguientes y recuperando a final de 2020 el 93% de la actividad prevista a principio de año.

En el ejercicio de 2020, además, el grupo asegura que se ha mantenido la inversión en eficiciencia logística, con la apertura de nuevos centros y mejorando su capacidad técnica. Además, en 2021 preveían adaptarse a la incertidumbre y «mejorar en su capacidad de satisfacer las necesidades del cliente» y también en medidas para completar su red comercial, y «ajustar su estructura de gastos». La empresa familiar, fundada por los hermanos Pérez Vázquez, es líder de la distribución de neumáticos en España, y está presente en más de 50 países.

alicanteplaza.es