El grupo Gioseppo aumenta su beneficio un 140% pese a reducir sus ventas hasta 36 millones

Gioseppo, la más joven de las grandes enseñas zapateras radicadas en Elche Parque Empresarial, cerró el último ejercicio antes de que estallase la pandemia del coronavirus (que ha afectado especialmente a su sector) con un nuevo incremento de su beneficio, pese a que las ventas volvieron a experimentar un leve retroceso. Según las cuentas consolidadas de Naper Brands, la sociedad de cabecera, el grupo Gioseppo facturó 36,5 millones de euros, un 8,2% menos que el año anterior (39,77 millones), tras bajar las ventas en todos sus mercados.

No obstante, la firma fundada en 1990 por José Navarro y Esperanza Pertusa logró mejorar de forma notable el resultado después de impuestos. El grupo Gioseppo ganó 3,63 millones de euros, un 140% más que el ejercicio anterior (1,51 millones de euros). Dicho de otra forma, el beneficio del grupo se multiplicó casi por 2,5. La sociedad dominante destinó su beneficio de 1,6 millones de euros a reservas, pero la memoria recoge también el reparto durante el ejercicio de un dividendo de 1,25 millones de euros entre sus socios, algo inferior al del ejercicio anterior (1,5 millones).

La mejora sustancial del resultado con menos ventas se explica por un lado por una mayor eficiencia de la empresa, que permitió mejorar el resultado de explotación, pero sobre todo por el resultado financiero, que aportó 1,45 millones frente a los 600.000 euros de pérdidas de 2018. En cuanto a las ventas, la memoria recoge retrocesos en casi todos los mercados donde opera la enseña, pero sobre todo en el nacional. En España las ventas cayeron de 21,12 a 19,52 millones, y las exportaciones retrocedieron de los 18,63 hasta los 16,97 millones. Eso sí, el crecimiento de las ventas fuera de la Unión Europea (3 millones de euros, el doble que en 2018) permitieron compensar en parte la caída.

El informe de gestión adjunto a las cuentas destaca que, pese al descenso de la facturación, el resultado de explotación de 2019 (2,8 millones) supone un 8% de las ventas. Para 2020, los administradores del grupo esperaban una reducción de la cifra de negocio como consecuencia de la pandemia, aunque consideraban que será «transitoria». La empresa, como otras muchas, aprobó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) para buena parte de su plantilla (117 empleados), formada por más de 160 personas.

Por otra parte, el grupo de la familia Navarro Pertusa incrementó su participación en las dos sicavs en las que está invertido directamente a través de Gioseppo SL. Según recoge la memoria, los empresarios ilicitanos alcanzaron en 2019 el 84,98% del capital de la sicav Nice Day Investment, y el 70,36% en Tabaya Inversiones. Los dos vehículos de inversión colectiva en los que participa desde hace años el grupo Gioseppo ofrecieron buenas noticias en 2019. Las inversiones de Nice Day Investment reportaron un beneficio de 477.000 euros a los Navarro Pertusa, mientras que las de Tabaya Inversiones contribuyeron al resultado del grupo con otros 270.000 euros.

valenciaplaza.com